martes, 28 de junio de 2011

MI ASPIRADORA Y MI ESCOBA


Esta mañana, guardados en su sitio, en el armario del pasillo, discutían mi escoba y mi aspirador. Me levanté a poner orden cuando me cansé de oír su trifulca desde la cama: que si yo soy más eficaz, que si yo no levanto el polvo, que si tú te dejas rincones, que si yo soy más silenciosa y no gasto luz, que si el ama me prefiere a mí...
Luego han pasado a mayores y han empezado a agredirse: la escoba le ha dado con el palo al filtro del aspirador, y éste casi le arranca a ella medio cepillo con la boquilla de limpiar tapicerías. Ahí he tenido que intervenir.
Los he castigado a los dos sin salir durante dos días. Me tendré que apañar pasando la mopa. Está visto que de los celos profesionales no se libran ni los artículos de limpieza.

1 comentario:

  1. ;) de vez en cuando tenemos que castigarlos incluso a doña Mopa, que nosotras también merecemos un descanso!!!jeje

    ResponderEliminar