lunes, 11 de julio de 2011

SENTO Y EL VOLCÁN


Mi amigo Sento se quedó sin trabajo justo cuando supo que iba a ser padre, y decidió que no podía quedarse esperando a que alguien le ofreciese un empleo: no tenía tiempo que perder. Leyó que en Inglaterra había posibilidad de colocarse como enfermero, y para allá que se fue. No le hacía mucha gracia dejar en España a Dulce, ni perderse el desarrollo del embarazo, pero no tenía más remedio.
 Lo que más echaba de menos en la triste Inglaterra era ver el cielo azul . Así se explicaba el carácter agrio de los ingleses, y el color gris que lo envolvía todo: las nubes siempre estaban invitadas a todas las fiestas. El paraguas se volvió parte de su mano izquierda. Pero, a fuerza de hablar todos los días con las nubes para pedirles que se apartaran un poquito y le dejasen ver un rayo de sol, se fue haciendo su amigo. No eran tan antipáticas, después de todo. Al fin y al cabo, ellas no tenían la culpa de ser nubes, nacieron así, y su trabajo era el que era: ocultar el sol, esparcir la lluvia... Sento charlaba con ellas, ponía paz en sus peleas, les daba mensajes para Dulce por si alguna cruzaba hasta España y se lo podía hacer llegar.
El día que su hijo iba a nacer, Sento fue al aeropuerto para coger un avión. Era el momento más importante de su vida. Cuando le dijeron que, por culpa del volcán de Islandia y de la nube de ceniza, se iba a perder el parto, no pudo evitar llorar. Sus amigas, desde arriba, decidieron que no lo iban a consentir, se cerraron unas contra otras, hablaron y trazaron un plan.
Sorprendentemente, dijeron en el informativo, una masa compacta de nubes negras (estaban enfadadísimas), y un extraño viento huracanado (que se apuntó encantado a la batalla), habían empujado con fuerza la columna de cenizas hasta dispersarla en el océano con fuertes aguaceros. El sol salió un momento, e hizo un guiño. Y el avión de Sento despegó.

1 comentario:

  1. cuanto me alegro por Sento!!!!!! y a sus amigas las nubes, que les digan que de vez en cuando se acuerden de irse un poco de "vacaciones de mi mida!"

    ResponderEliminar